El Tai Chi puede reducir las caídas tras un ictus


Practicar Tai Chi puede reducir las caídas en los adultos supervivientes a un ictus, tal y como ha evidenciado una investigación realizada por el Colegio de Enfermería de la Universidad de Arizona (Estados Unidos).
No es la primera vez que se evidencia que el Tai Chi beneficia el equilibrio y reduce las caídas. Sin embargo, el trabajo, que ha sido presentado con motivo de la celebración de la 'International Stroke Conference' que ha organizado la American Stroke Association, demuestra que este arte marcial tiene un valor en aquellas personas que han sufrido un infarto cerebral. Su práctica se traduce en un menor número de caídas que los supervivientes que eligen la atención habitual o participan en el programa de entrenamiento nacional denominado 'Silver Sneakers'.
Sigue leyendo en elMundo.es